El maldito “se”

¿Cuántas veces te has preguntado qué diferencias hay entre “comer” y “comerse” o “creer” y “creerse”? Se trata de casos diferentes, y un “se” tan pequeño puede cambiar lo que quieres decir. Así que he decidido a dedicar una entrada a la recogida de los verbos que se pueden cambiar de significado dependiendo de que si lleva se o no.

Antes de todo, miremos un poco la teoría para distinguir los diferentes tipos de se.

El probablemente más sencillo uso del se es el se recíproco, que expresa la interración entre dos sujetos, que realizan una misma acción que tiene efecto en ambos.

Ejemplo:

  • Somos muy buenos compañeros: nos ayudamos (uno al otro) en las situaciones difíciles.
  • Cuando volvían de la fiesta, Ana y Javier se abrazaron y se besaron intensamente. (Ana le besó a Javier y Javier le besó a Ana)

Tampoco es difícil de comprender el se reflexivo, que expresa una acción cuyo sujeto también es la persona que es afectada por ella:

Me lavo el pelo y me visto antes de salir.

El se en comer/comerse, por otro lado, es mucho más difícil de explicar. He visto esta explicación en el aula virtual del Insituto Cervantes, que es la más fácil de comprender, en mi opinión:

 Este se es que la acción se ve circunscrita al mismo sujeto. “El jarrón se cayó” indica que no interviene nadie ni nada aparte del jarrón. Y “me como un filete” indica que la acción la realizo yo y va en beneficio mío y de nadie más.

Hay que señalar que comer no es el único verbo de este tipo. En este grupo se encuentran también tomar/tomarse, beber/beberse, caer/caerse,… La mayoría de los hablantes de español consideran que no existe una diferencia muy clara entre las dos formas, pero personalmente creo que afecta mucho a la comunicación. Por ejemplo, tienes una única manzana y tu compañera de piso te preguntas si ella puede comerlo. Te dice:

¿Puedo comer esta manzana?

Sería raro si dice ¿Puedo comerme esta manzana? implicando que ella sola va a comerlo todo (aunque supuestamente lo hará), ¿no?

Entonces, tú, de mucha bondad, le contestas:

Sí, sí, cómetelo.

En este caso, quieres decir que ella puede tenerlo todo, y el verbo comer por sí no puede hacer el trabajo, y suena mejor si dices cómetelo que cómelo, aunque el segundo no es gramaticalmente incorrecto.

El se es el que realmente crear un cambio de significado es el se formante de verbo pronominal o seudorreflexivo. He encontrado un artículo que explica bastante bien las varias categorías de este se:

(Este se) forma parte de un verbo pronominal o seudorreflexivo, no desempeña ninguna función y no se puede analizar separadamente del verbo. Es frecuente que estos verbos se construyan con un complemento de régimen.

Ej.: María se alegró de la noticia. Juan se jacta de ser muy inteligente.

Los verbos pronominales o seudorreflexivos son verbos que se construyen con el pronombre se. Para reconocerlos podemos tener en cuenta las siguientes pistas:

a) Son verbos pronominales aquellos que existen solo con el pronombre. Por ejemplo, atreverse. No existe *atrever.

b) Son verbos pronominales aquellos en que la presencia del pronombre supone un cambio de significado con respecto al verbo sin pronombre. Por ejemplo, acordarse es un verbo pronominal; existe acordar, pero su significado es distinto (‘llegar a un acuerdo’).

c) Son verbos pronominales aquellos en que la presencia del pronombre no supone un cambio de significado con respecto al verbo sin pronombre, pero sí una diferencia en la realización de la acción. Por ejemplo, levantarse es un verbo pronominal; levantar tiene el mismo significado, pero la acción no se realiza de la misma manera si yo me levanto o si yo levanto un libro.

Aquí quiero enfocarme en los verbos del apartado b), donde la presencia o ausencia de se decide el significado del verbo. No veo otra manera de saber cuándo significa una cosa u otra que aprender, memorizar y dar ejemplos, así que a continuación iré recogiendo estos verbos de doble fila:

  1. creer/creerse
  • creer: pensar, suponer (Creo que mañana lloverá – Pienso/Supongo que mañana lloverá)
  • creer en: tener fe en algo (¿Crees en el amor a primera vista?)
  • creerse + adj/ sustantivo: considerarse (Juan es muy arrogante. Se cree superior a todo el mundo – Se considera mejor que los demás)
  • creerse: pensar que algo es verdad (No te lo puedes creer, pero me ha tocado el gordo. ¡Voy a ser millonario, tío!)

2. acordar/ acordarse

  • acordar: ecidir algo de común acuerdo o por mayoría de votos (Mis compañeras de piso y yo acordamos compartir los gastos de Internet)
  • acordarse: traer a la memoria (Todavía me acuerdo de aquel día cuando conocí a Javier. Era un día lluvioso y estaba esperando el autobús en la Gran Vía)

3.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Create a free website or blog at WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: